• Inicio / Noticias / Concurso Salud Global - Emory Global Health Case Competition
  • Concurso Salud Global - Emory Global Health Case Competition

12/05/2021

El pasado sábado 20 de marzo, el equipo de la Universidad de los Andes recibió una de las cuatro Honorable Mention Awardees, y el 9no lugar entre 52 equipos en la Emory Global Health Case Competition.

El equipo 16, conformado por Gabriela Ríos Ríos, María José Arango Salazar, Carlos José Macías Montenegro, Luna Hurtado Apolinar, Miguel Ángel Blanco Alvarado y Candace Julieth Forero Ardila, participaron en representación del instituto nacional de salud pública de Japón con el proyecto: “Seamos héroes”.

Además, debemos resaltar al profesor Johnattan García Ruiz, que trabaja en el Programa Takemi en Salud Internacional de la Escuela de Salud Pública de Harvard. Él, a través del director del programa, el profesor Michael R. Reich, pudo compartir su idea con el Honorable Señor Keizo Takemi y con personas de la Oficina del Primer Ministro de Japón.

La propuesta de nuestros participantes consiste en reducir las dudas sobre las vacunas en Japón mediante un cambio en la percepción de la vacunación para el futuro, basándose en la pandemia Coronavirus que ha agobiado al mundo desde inicios del 2020.

Japón ha informado alrededor de 537.000 casos y 9.629 muertes por Covid 19. A partir de esto, se desea asegurar 300 millones de dosis de vacunas.

Aquí hay una breve descripción general del plan de vacunación para el año en curso:

  • En enero y febrero comenzarían los ensayos clínicos de vacunas.
  • En febrero y abril el objetivo es vacunar a todos los trabajadores de la salud y residentes mayores.
  • En junio, asegurar suficientes vacunas para tratar a todos los residentes antes de fin de mes.
  • En julio, se buscaría vacunar a todos los residentes mayores de 16 años, incluidos los residentes extranjeros.

A pesar de los esfuerzos por tener una distribución logística clara y un plan de acceso a las vacunas, nuestra gente no confía en la vacuna Covid-19, según el proyecto de confianza en la vacuna desarrollada por Haley Larson, aproximadamente el 36% de su gente no quiere tomar la vacuna, solo el 8,9% está totalmente de acuerdo en que las vacunas contra el Covid-19 son seguras, el otro 14.7% está totalmente de acuerdo en que las vacunas son efectivas a pesar de lo anterior.

Entonces, ¿cuál es el problema? Necesitaron definir la vacilación de las vacunas. Lo entendemos como una aceptación tardía o un rechazo total de las vacunas a pesar de que la disponibilidad del servicio, es un problema complejo específico donde el contexto varía. A lo largo de las prefecturas, el tema de la vacunación, está influenciado por factores como la complacencia, la conveniencia y la confianza. Teniendo en cuenta lo anterior, concluyen que la vacilación a la vacuna en Japón es un problema de perspectiva y no de comportamiento, especialmente cuando se trata de la vacuna Covid-19.

Identificaron tres posibles causas detrás de esta perspectiva negativa:

  1. Históricamente, Japón tiene un historial de experiencias desafortunadas en torno a las vacunas y sus efectos secundarios.
  2. Se ha generado un sentimiento de miedo a los posibles efectos secundarios que se ha transferido naturalmente a la vacuna de Covid-19.
  3. Hay un sentido generalizado de desconfianza en la seguridad de las vacunas en general.

Naturalmente, todos han tenido consecuencias, la principal consecuencia es la baja disposición, lo que ha provocado un retraso en el proceso de vacunación y, como resultado, aquellos que podrían beneficiarse de la inmunidad colectiva y la vacunación quedan sin protección, como es el caso de la población anciana frente al Covid-19.

Después de identificar el problema principal, las causas y las consecuencias, desarrollaron: “Seamos Héroes” con los objetivos de fortalecer el esfuerzo gubernamental, obtener apoyo público, monitorear y recopilar información sobre la perspectiva actual de la vacuna Covid-19, y finalmente, brindar a la población japonesa información confiable y precisa sobre las vacunas, como de sus posibles efectos secundarios.

Los objetivos del programa se lograrían gracias a alianzas público-privadas. La acción gubernamental comenzaría con la creación de un grupo de trabajo administrado.

La idea es crear una aplicación que contenga datos e información actualizada, principalmente para intentar en lo posible, disipar los estigmas que se tienen sobre las vacunas. A esto le sumaría una campaña masiva de medios que se enfocará en dos estrategias principales:

  1. Anuncios en los que la vacunación se aplicarán a figuras públicas prominentes e influyentes, esto se plantea a través de redes sociales y medios de comunicación pública a los que accederían personas de todas la edades, con el fin de hacer seguir el ejemplo. Se complementaría con anuncios impresos y digitales que se refieran al por qué y cómo las vacunas son la mejor solución para combatir el Coronavirus, con hincapié en cambios clave, como la mejora en los protocolos de seguridad.
  2. Beneficios para las personas vacunadas que proporcionen incentivos a los ciudadanos para que se vacunen. La alianza público-privada con las empresas más reconocidas de Japón y el gobierno, brindarían espacios para que las empresas publiciten sus productos y se generen intercambio de marca por descuentos o cupones para los ciudadanos vacunados, de esta manera, los incentivos del gobierno y el sector privado se alinean en una situación de beneficio mutuo. Las empresas obtienen más publicidad e información de mercado, mientras la población se motiva a participar de las jornadas de vacunación.

Éste plan está pensado para ejecutarse a lo largo de 52 semanas divididas en cinco fases:

Fase 1: Creación del grupo de trabajo, diseño de la campaña de medios y establecimiento de la alianza público-privada.

Fase 2: Lanzamiento de la aplicación Covid y despliegue de la campaña de medios al público de la alianza.

Fase 3: Monitoreo y evaluación del progreso, encontrar mejoras y posibles fallas en el plan y aplicación.

Fase 4 y 5: Utilizar la información previamente conseguida para arreglar la aplicación y también, para actualizar la estrategia según corresponda con el comportamiento de la población. Esto servirá también como un monitoreo que beneficiará tanto a las empresas (teniendo datos de los productos y servicios que funcionan), como a conseguir el objetivo de vacunar a la mayor cantidad de personas posibles.

Esto se conecta con los tres objetivos principales que podrán tener un impacto positivo en el futuro de la salud pública japonesa.

Para ejecutar este plan, el equipo realizó una estimación optimista (USD85,5millones) y una estimación pesimista (USD67,4 millones), el presupuesto que se destinaría al proyecto, debe dividirse en dos grandes rangos, el primero, es el gasto operativo para el desarrollo de la aplicación y el segundo, los centros de soporte, es decir, un grupo de marketing para crear una gigantesca campaña de medios.

A esto se le suma un presupuesto de emergencia en caso de cualquier contingencia.

El lema final de nuestros representantes es:

“Ver por tu vacuna, vamos a ser héroes”.

NOTICIAS

  • Homenaje Shinzō Abe

    ...

  • Alfonso Ariza y...

    La revista...

  • Cátedra Japón:...

    En el marco de la conmemoración...

  • Tercer Aniversario...

    El pasado tres...

  • Koten: Entrevista...

    El gobierno...

  • Visita Embajador...

    El pasado 23 de noviembre de 2021...

  • ODS Universidad de...

    ...

  • Estudiantes...

    El evento tiene...

  • Japón Siglo XXI:...

    ...

  • Concurso Salud...

    El pasado sábado 20 de marzo, el...

  • Ceremonia entrega...

    ...

  • Semana de Artes...

    Semana de Artes...